Himno de Cienfuegos

El himno de Cienfuegos fue compuesto por el músico español José Mauri con motivo del primer centenario de la fundación de la ciudad en 1819.

Este himno lo interpretó por primera vez la Banda Municipal de Cienfuegos en la noche del 9 de abril de 1919, en la velada del teatro Terry, donde fue cantado después por el Orfeón anexo a la Sección de Filarmónica de la Asociación de Dependientes y al terminarse el acto volvió a cantarlo en el Parque ante el Monumento de Martí y después se interpretó en cada uno de los eventos que se efectuaron durante aquellos festejos.

Fragmentos del Himno:

Himno de Cienfuegos

En tu escudo, Cienfuegos, aún brillan
las palabras de austera virtud
con el prócer del Jagua ha nimbado
tu blasón y la historia de luz.

Almas libres de América, ardiendo
en afanes de liberación
empapando de sangre la tierra,
libres fueron con sólo su unión.

Y así, noble, ubérrima y libre,
siempre ansiosa de paz y de amor,
por la clara visión de sus hombres
es Cienfuegos la amada del sol.