Batalla de Mal Tiempo.

La Batalla de Mal Tiempo, inicia con la marcha de la columna invasora de Maceo y Gómez para penetrar en territorio de Cienfuegos. Esta batalla clasifica como una de las más importantes acciones llevadas a cabo por las fuerzas insurrectas en la invasión hacia occidente durante la guerra de independencia contra el colonialismo español.

Batalla de Mal Tiempo, Mapa

En unas tres horas concluyó la acción de Mal Tiempo, con gran éxito para las armas cubanas. La accion fue definida por una de las cargas al machete más trascendentes y heróicas protagonizadas por las tropas de Maceo a la vanguardia; al centro el General Máximo Gómez, seguido de Serafín Sánchez y a la retaguardia, el Brigadier Luis de Feria.

Mal Tiempo sirvió, además, para desmontar el mito de la invulnerabilidad del cuadro español y demostrar, una vez más, la irrevocable decisión de los cubanos de alcanzar a cualquier precio la independencia de Cuba. El fracaso de la batalla para los españoles demostró la influencia negativa del reclutamiento forzoso, manifestándose en la falta de ideal común.

Batalla de Mal Tiempo

El desastre de Mal Tiempo facilitó a los independentistas cubanos la obtención de un cuantioso botín de guerra compuesto por 150 fusiles Máuser, 60 Remington, 6 cajas de municiones, caballos de los oficiales y de la tropa, las acémilas, los equipos, el botiquín y la bandera y la documentación del Archivo, por las cuales se pudo identificar la columna destrozada. En aquel combate, el Ejército Libertador causó alrededor de 200 bajas al ejército español.

Las fuerzas independentistas solo reportaron cuatro muertos e igual cantidad de heridos. Se probó la certera estrategia militar del Generalísimo Gómez y la valentía y disposición combativa de sus soldados.

Este combate marca el fin de la primera etapa de la invasión, dando inicio a una nueva estrategia y táctica de los independentistas; en los aspectos morales y políticos tuvo gran trascendencia, pues en el contexto nacional reafirmó la decisión y posibilidad real de avance hacia Occidente. En el ámbito local posibilitó consolidar el movimiento independentista del territorio, e hizo sentir en la zona aún más la política de hostigamiento hacia la población por parte del Ejército Español.